top of page
  • Foto del escritorWeHeal

Enemigos Internos: ERGE, Úlceras Gástricas, Enfermedad Inflamatoria Intestinal y del Hígado

El sistema digestivo es fundamental para nuestra salud y bienestar, pero a veces no le prestamos la atención que merece. Un día te encuentras disfrutando de tu comida favorita y al siguiente, ¡zas!, aparecen esos síntomas molestos que no te dejan en paz. En este artículo, hablaremos de las enfermedades del sistema digestivo como la enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), úlceras gástricas, enfermedad inflamatoria intestinal y enfermedades del hígado, y cómo enfrentarlas para que puedas volver a disfrutar de la vida sin preocupaciones.

Úlceras Gástricas

Cuando el estómago se rebela: Enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE)

La ERGE es una condición en la cual los ácidos estomacales suben hacia el esófago, causando síntomas como ardor en el pecho, regurgitación y tos crónica. A menudo, la causa de la ERGE es un esfínter esofágico inferior débil o relajado, que no cierra correctamente y permite que el contenido del estómago retroceda hacia el esófago.

¿Cómo prevenir y tratar la ERGE?

  • Evitar alimentos picantes, grasosos y ácidos.

  • Reducir el consumo de cafeína y alcohol.

  • No comer en exceso y cenar al menos 2-3 horas antes de acostarse.

  • Elevar la cabecera de la cama 15-20 centímetros para evitar el reflujo durante la noche.

  • Consultar con un médico internista para recibir el tratamiento adecuado, que puede incluir medicamentos y cambios en el estilo de vida.


Úlceras gástricas: dolorosas pero tratables

Las úlceras gástricas son llagas abiertas en la mucosa del estómago, causadas por la degradación de la capa protectora debido al exceso de ácido estomacal o la infección por la bacteria Helicobacter pylori.

¿Cómo prevenir y tratar las úlceras gástricas?

  • Evitar el consumo excesivo de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como ibuprofeno y aspirina, que pueden irritar la mucosa gástrica.

  • Reducir el estrés, que puede aumentar la producción de ácido estomacal.

  • Dejar de fumar, ya que el tabaco deteriora la mucosa gástrica y dificulta la cicatrización de las úlceras.

  • Consultar con un médico internista para recibir el tratamiento adecuado, que puede incluir medicamentos para reducir la producción de ácido estomacal y, si es necesario, antibióticos para tratar la infección por H. pylori.


Enfermedad inflamatoria intestinal: cuando el sistema inmune ataca el intestino

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es un término que engloba afecciones crónicas como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, que se caracterizan por la inflamación del tracto gastrointestinal. Los síntomas comunes incluyen dolor abdominal, diarrea, fatiga y pérdida de peso.

¿Cómo prevenir y tratar la enfermedad inflamatoria intestinal?

  • Aunque no existe una causa conocida para la EII, se cree que la genética y factores ambientales desempeñan un papel. Mantener un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir el riesgo.

  • Evitar el consumo de alimentos que puedan desencadenar brotes, como aquellos ricos en grasas, picantes o con alto contenido de fibra.

  • Controlar el estrés, ya que puede agravar los síntomas de la EII.

  • Consultar con un médico especialista en gastroenterología para recibir el tratamiento adecuado, que puede incluir medicamentos para controlar la inflamación, inmunosupresores y, en casos severos, cirugía.


Enfermedades del hígado: un órgano vital bajo ataque

El hígado es un órgano fundamental en nuestro organismo, ya que procesa y almacena nutrientes, produce proteínas importantes y ayuda a eliminar toxinas. Algunas enfermedades del hígado incluyen la hepatitis viral, cirrosis, hígado graso no alcohólico y cáncer de hígado.

¿Cómo prevenir y tratar las enfermedades del hígado?

  • Mantener una dieta equilibrada y baja en grasas saturadas para reducir el riesgo de hígado graso no alcohólico.

  • Evitar el consumo excesivo de alcohol, ya que puede dañar las células hepáticas y conducir a enfermedades como la cirrosis y el cáncer de hígado.

  • Vacunarse contra la hepatitis A y B, y practicar sexo seguro para reducir el riesgo de contraer hepatitis viral.

  • Consultar con un médico especialista en hepatología para recibir el tratamiento adecuado, que puede incluir medicamentos antivirales, cambios en la dieta y, en casos severos, trasplante de hígado.


Conclusión

Las enfermedades del sistema digestivo pueden ser dolorosas y debilitantes, pero con la atención médica adecuada y cambios en el estilo de vida, es posible prevenir y tratar estas afecciones. No subestimes los síntomas y consulta a un profesional de la salud para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.


Medicina Interna Polanco - Internista en Ciudad de México

En WeHeal contamos con los mejores especialistas del sector de salud así como Médico Internista en CDMX.

Agenda tu cita al número: 55 5962 5094 o envíanos un mensaje de WhatsApp.

También puedes visitarnos dando click aquí.

18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page